El Congreso Internacional Católico de Ciencias de la Salud de la UCV propone “desinstitucionalizar” los cuidados a las personas con discapacidad para “que no estén al margen de la sociedad”

20 febrero 2015
El Congreso Internacional Católico de Ciencias de la Salud de la UCV propone “desinstitucionalizar” los cuidados a las personas con discapacidad para “que no estén al margen de la sociedad”

El Congreso Internacional Católico de Ciencias de la Salud de la UCV propone “desinstitucionalizar” los cuidados a las personas con discapacidad para “que no estén al margen de la sociedad”


Según el secretario general de la Asociación Europea de Proveedores de Servicios para Personas con Discapacidad, que pronunció ayer la conferencia inaugural
VALENCIA, 17 FEB. (AVAN).- El secretario general de la Asociación Europea de Proveedores de Servicios para Personas con Discapacidad (EASPD), el belga Luk Zelderloo, ha propuesto desde Valencia un cuidado "basado en la comunidad" y no en “instituciones especializadas” y ha animado a “«desinstitucionalizar» los cuidados para que las personas con discapacidad no estén al margen de la sociedad".

Zelderloo ha pronunciado la conferencia inaugural del Congreso Internacional Católico de Ciencias de la Salud de la Federación Internacional de Universidades Católicas (FIUC) que organiza por primera vez en España la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV).

En su intervención, el secretario general de la EASPD aseguró que, frente al cuidado institucional, el cuidado basado en la comunidad “no aísla a las personas con discapacidad fuera de la comunidad sino que los incluye en ésta; ni recorta el control que tienen sobre sus vidas, sino que son ellos los que la controlan”.
Según Luk Zelderloo, "el cuidado basado en la comunidad acaba con la relación paternalista, y potencia tanto la amistad como la colaboración”. Igualmente, “se abandonan también las rutinas rígidas de las instituciones, se obtiene mayor flexibilidad y se pasa de un tratamiento en bloque a todas las personas a un enfoque individual”. Además, “los clientes de los centros tienden al estrés y la depresión, mientras que la inclusión comunitaria da mayor felicidad", puntualizó.

En su ponencia, Zelderloo apuntó “varios requerimientos de igualdad claves para intervenciones efectivas”. En primer lugar, señaló que debe facilitarse la "plena participación, inclusión e igualdad ciudadana" de las personas con discapacidad.
El 77 por ciento de las Universidades Católicas son accesibles para personas con discapacidad
Las sesiones de ayer del Congreso incluyeron la presentación de una encuesta realizada para la Federación Internacional de Universidades Católicas (FIUC) sobre la inclusión de los estudiantes con discapacidad en universidades católicas, que refleja que el 77 por ciento de las universidades católicas son accesibles para personas con discapacidad.
La encuesta, presentada ayer por los profesores de la Universidad Católica de Lille Loïc Aubree y Agathe Douchet, tiene como objetivo “ayudar a mejorar el modo de acoger a este tipo de alumnos.
Así, se ha estudiado el caso de una treinta universidades, entre las que se encuentra la Universidad Católica de Valencia, con entrevistas a rectores, profesores y estudiantes con discapacidad.
De los datos extraídos del estudio de la FIUC, el 39 por ciento de las universidades ofrece servicios de asistencia personal, el 43 por ciento de asistencia técnica y el 47 por ciento de asistencia comunicativa. De igual modo, el 69 por ciento adapta sus exámenes a las personas con discapacidad y un 38 por ciento su currículo.
Por lo que respecta a la accesibilidad a las instalaciones, el 77 por ciento de centros universitarios católicos afirma estar al día; mientras que el 74 por ciento ha desarrollado una accesibilidad arquitectónica parcial y un 21 por ciento, una completa.

Monseñor Thivierge: “La discapacidad necesita un acercamiento plural y diversificado, como el que hace la UCV”

Por su parte, el secretario general de la FIUC, monseñor Guy-Réal Thivierge, que participó también en la inauguración del Congreso, advirtió que la discapacidad "necesita un acercamiento plural, sumamente diversificado, desde todos los ángulos científicos".
En este sentido, se congratuló de que el congreso se desarrolle en la UCV que “precisamente da ejemplo de lo que quisiéramos realizar con el grupo sectorial".
Monseñor Thivierge subrayó también que las jornadas son una "oportunidad única" para tratar algunos "aspectos específicos desde el punto de vista católico, científico, cultural y, también, espiritual".
Igualmente, José Alfredo Peris, rector de la Universidad Católica de Valencia, aseguró durante su intervención en la sesión inaugural del Congreso Internacional Católico de Ciencias de la Salud que "toda persona es preciosa, no hay discapacidad que haga opaca esa luminosidad".

Además, afirmó que “de igual manera que Nuestro Señor en los evangelios liberaba de toda enfermedad y dolencia como signo mesiánico, esa misma acción se prolonga hoy en su Iglesia a través de la pastoral con los más vulnerables, de la evangelización de la cultura, de la ciencia, de las buenas prácticas médicas, terapéuticas y asistenciales y esto es lo que quiere ser el Campus Capacitas".

La UCV acogerá hasta este jueves el encuentro de la sectorial de facultades de medicina y centros de ciencias de la salud de la FIUC, centrado en la discapacidad.
En la sesión inaugural, celebrada ayer tarde, también participó Ignacio Gómez, presidente de la Asociación Internacional de Facultades Católicas de Medicina; Pablo Vidal, vicerrector de Relaciones Internacionales; y José Luis Sánchez, vicerrector de Extensión Universitaria y Cultural. (AVAN)