Coloquio internacional – ACISE 2017

19 mayo 2017
Coloquio internacional – ACISE 2017

La Asociación Católica Internacional de Instituciones de Ciencias de la Educación (ACISE) es un grupo sectorial que tiene como objetivo la investigación en el campo de las ciencias de la educación afiliado a la Federación Internacional de Universidades Católicas. Sus miembros, universidades católicas que cuentan en su seno con una Facultad de Pedagogía, se reúnen desde 1989 cada año para compartir sus investigaciones y experiencias sobre un tema común.

 

El coloquio de la ACISE tuvo lugar este año los días 19, 20 y 21 de abril de 2017 en los locales de la Université Catholique de l’Ouest (UCO) de Angers (Francia), en torno al tema «Educar hoy, mutaciones y permanencia». Este encuentro permitió reunir las contribuciones de unos cuarenta investigadores universitarios procedentes de todo el mundo sobre las permanencias que balizan la enseñanza superior católica, y sobre los fenómenos disruptivos que la conmocionan. Investigadores, profesores y agentes del mundo educativo pudieron compartir y debatir durante tres días a través de las comunicaciones formales y talleres más didácticos organizados por la UCO de Angers.

 

La conferencia inaugural de la edición de 2017 corrió a cargo de Pascal Balmand (Secretario General del Secretariado General de la Enseñanza Católica), versó sobre la oportunidad de una Escuela católica en el modelo educativo francés y retuvo la atención del auditorio de un modo particular. Constató la puesta en tela de juicio general de la legitimidad de la institución escolar, una falta de consenso sobre las misiones de la escuela, los métodos pedagógicos, y sobre la articulación entre enseñanza y educación. En este contexto de fragmentación, el lugar de la escuela católica en el modelo francés se volvería cada vez más ambiguo: ¿Qué relación ha de mantener con el Estado? ¿Qué prácticas educativas y pedagógicas? ¿Qué acogida en dirección a los públicos jóvenes? Según el señor Balmand, el ADN fundamental de la escuela católica francesa es constituir un laboratorio de fraternidad que transmita unos valores claros –más que virtudes– de una manera modesta. La primera misión de la escuela católica no es formar cristianos, sino intentar formar cristianamente a todos los niños y jóvenes que le han sido confiados. Paul Ricoeur decía que si las comunidades cristianas se acantonaban para ser células sociales enquistadas que se protegen contra el exterior, se volverían marginales y se condenarían a muerte. Hoy más que nunca, la complejidad con que se enfrenta la escuela católica reposa en el hecho decidir unas enseñanzas que sean vitales para siempre, para hoy, mañana y más tarde.

 

Esta conferencia, dotada de unas afirmaciones libres y tajantes, marcó el tono de los tres días que le siguieron, disponiendo un espacio tanto para la filosofía educativa como para la innovación en materia de enfoques y de métodos.

 

Entre los ponentes, Nathanaël Wallenhorst realizó una presentación remarcada de la educación como antropocena, período caracterizado por la toma en cuenta del impacto de la actividad humana sobre el sistema tierra. Dado que las condiciones de habitabilidad del planeta han sido modificadas, la educación representaría un instrumento político a medio y largo plazo por excelencia permitiendo transmitir esta nueva realidad –y los retos que induce– a las nuevas generaciones.

 

En el plano de los enfoques pedagógicos, ocuparon un sitio de honor las neurociencias en un taller animado por Pascale Toscani y Noëlle Zendera. El objetivo es llegar a identificar y comprender el funcionamiento del cerebro, y de todas las conexiones neuronales que lo constituyen, en situación de aprendizaje. Las neurociencias han permitido confirmar ciertas teorías y prácticas usuales en el campo de la educación, y poner en tela de juicio otros métodos pedagógicos. Con todo, las neurociencias no deben constituir en ningún caso un método, solo aspiran a enriquecer la pedagogía y la didáctica.

 

El carácter abundante de los ejemplos de innovaciones filosóficas y metodológicas suministrados a los largo de las diversas comunicaciones y talleres siguen haciendo de la ACISE un ámbito de convergencia de la investigación en ciencias de la educación, y un encuentro esencial para los profesionales del sector.

 

Al final del coloquio, se reunieron los miembros de la Asamblea general de la ACISE para establecer un balance y determinar los ejes rectores de la próxima manifestación. El próximo coloquio internacional, que se organizará en Glasgow en 2018, versará sobre el tema: «Catolicismo, cultura y educación».

 

Ya están disponibles las Actas del coloquio de la ACISE.

 

Contacto Christian Jamet: cjamet@uco.fr