Fitoterapia: El botiquín verde para combatir las enfermedades

12 julio 2016
Fitoterapia: El botiquín verde para combatir las enfermedades

Un concepto que abarca la sumatoria de beneficios antes mencionados es el de la fitoterapia o utilización de plantas medicinales con fines terapéuticos, un tratamiento más antiguo que la misma medicina alopática o convencional, puesto que el ser humano a lo largo de la historia, incluso antes que la agricultura comenzara a desarrollarse, ha venido considerando las propiedades medicinales para tratar sus patologías.

Las personas en sus mismos jardines han logrado hacer una selección muy sistemática e interesante de las plantas, con las que han obtenido buenos resultados a través del método heurístico,  conocido como prueba y error.

Normalmente nos enfermamos de resfríos, catarros, dolores estomacales, entre otros padecimientos, y es ahí donde las plantas otorgan herramientas muy importantes para poder combatirlos, por ejemplo con la utilización de la menta, el cedrón, el tomillo, la salvia, una buena limonada, el ajo, la cebolla, entre muchas otras.

“El desafío que tiene este tratamiento alternativo es dejar de ser considerado como un mecanismo primitivo, porque de alguna forma los fármacos o remedios que nos ofrece el sistema comercial internacional a altos costos, en su gran mayoría, son derivados de estas plantas”, sostuvo el docente de la Escuela de Agronomía de la Universidad Católica del Maule, Ricardo Castro.

El académico UCM también indicó que falta más educación respecto a la biodiversidad nativa y funcional que tenemos en nuestros patios de casas, ya que muchas plantas que vemos como malezas contienen propiedades medicinales.

“Hay que potenciar el gusto y la práctica por cultivar en sus casas alimentos o medicinas. En esta región los suelos son muy fértiles, cualquiera persona en su patio puede tener tranquilamente su propio botiquín verde, de muchas plantas y, a su vez, cultivar alimentos”, aseveró Ricardo Castro.

Centro Demostrativo UCM

En esta materia la U. Católica del Maule lleva a cabo un proyecto inédito en el país en su Campus San Isidro, ubicado camino a Los Nichos de la ciudad de Curicó, el cual se enmarca dentro de un convenio de colaboración que la casa de estudio mantiene con el Ministerio de Desarrollo Social y el Fosis.

Uno de los propósitos que tiene el Centro Demostrativo de tecnologías de baja implementación para autoconsumo y habitabilidad, es justamente poder mostrarles a las personas que pueden cultivar su propia medicina y alimentos, a bajo costo, y que más allá de conseguirse las semillas y proteger la biodiversidad, no requiere mayor esfuerzo.

“El proyecto estructuralmente está listo, estamos en el proceso de cultivar las plantas y árboles frutales, generación de plantines, funcionamiento de camas de cultivo y el invernadero. Esperamos abrirlo a la comunidad durante el mes de septiembre”, sostuvo el académico UCM, Ricardo Castro.

Cabe destacar que el Centro está enfocado fundamentalmente a las familias rurales, recreando su relacionan con el entorno, ayudándoles a mejorar su calidad de vida de manera integral y sustentable.