XI Jornadas de Gestión de Educación Superior analiza últimas innovaciones en gobierno de las universidades

27 enero 2015
XI Jornadas de Gestión de Educación Superior analiza últimas innovaciones en gobierno de las universidades

XI Jornadas de Gestión de Educación Superior analiza últimas innovaciones en gobierno de las universidades

 

·     En la inauguración del encuentro, el rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez, y el jefe de la División de Educación Superior del Ministerio de Educación, Francisco Martínez, se refirieron a la reforma de la educación superior.

 

Un récord de 161 ponencias, 47 de ellas provenientes de instituciones de educación superior extranjeras, fueron presentadas en la versión XI de las Jornadas Gestión de Educación Superior. En el encuentro, que se desarrolló en el marco del Summit Internacional Educación, entre el 14 y el 16 de enero pasado en el Centro de Extensión UC, se presentaron las últimas innovaciones en materia de gestión: desde la gestión organizacional al control de gestión, del cambio curricular al aseguramiento de la calidad, de los asuntos estudiantiles a la gestión del cuerpo académico.

 

La actividad fue inaugurada por el rector Ignacio Sánchez, quien se refirió a la anunciada reforma a la educación superior. La autoridad destacó los elementos de sentido, visión, pluralidad del sistema y calidad como cruciales dentro de la discusión.

 

“¿Cuál es el sentido que le damos a la educación y particularmente a la educación superior en este fomento del crecimiento personal de nuestros estudiantes, que sea libre y genuino, con las características de cada uno de ellos pero que también tenga la posibilidad de tener las oportunidades independiente de su situación económica, de su procedencia geográfica, étnica?Por lo tanto, la educación como crecimiento personal y como igualdad de oportunidades creo que es clave en la reforma”, sostuvo.

 

El rector también resaltó la importancia de mantener la pluralidad dentro del sistema de educación superior, y la coexistencia de instituciones con visiones, identidades y características distintas. “Me parece que la obligación de cada Estado es permitir que cada uno de esos proyectos educativos florezca, se desarrolle y aporte como un todo al bien común”, afirmó.

 

Refiriéndose a la necesidad de avanzar en una nueva institucionalidad y marco regulatorio para el sistema, sostuvo que “hay que ordenarlo y protegerlo para que se eviten los abusos (…) y para que podamos avanzar en calidad”.

 

Y agregó: “Creemos que el buen gobierno de las instituciones y su adecuada administración son elementos estratégicos fundamentales para alcanzar altos niveles de calidad en la educación, especialmente en los tiempos actuales, de grandes cambios en el entorno de la educación superior en todo el mundo, lo cual afecta la manera de tomar decisiones de quienes ocupamos cargos directivos en estas instituciones”.

 

Junto con el rector, intervinieron en la inauguración de las jornadas el entonces rector de  Duoc UC, Bernardo Domínguez, institución coorganizadora del encuentro; y Francisco Martínez, jefe de la División de Educación Superior del Ministerio de Educación, quien hizo una presentación sobre la reforma de la educación superior. Chile enfrenta el desafío de tener que ajustar su institucionalidad producto de las transformaciones que han afectado al sistema, sostuvo. Y agregó que, entre otras cosas, es necesario superar las inequidades y pérdida de talentos que  ocurren.

 

“Los elementos estructurales que definen esta reforma son articular y regular un sistema mixto. Hay muchos países que manejan sistemas de educación superior exclusiva o mayoritariamente estatales. La reforma no pretende lograr ese tipo de modelo que es dominante en Europa. Nosotros concebimos nuestra naturaleza mixta y la potencialidad que tiene el sistema mixto”, adelantó.

 

Martínez destacó también el fortalecimiento de la educación pública que persigue la reforma. “Y para eso, parte de las contribuciones son dos universidades nuevas que están en proceso de inscripción en el Parlamento y 15 centros de formación técnica, uno para cada región, que también están en el Parlamento. Ese proceso ya se inició y constituye básicamente la estructura institucional para fortalecer la educación pública en la componente estatal”, explicó.  

 

También se refirió a la necesidad de generar un sistema de aseguramiento de la calidad robusto y que garantice confianza entre la educación superior y la sociedad chilena. “Nosotros contamos con un sistema de aseguramiento de la calidad pero creo que hay consenso en que hay mejoras que hacer”, afirmó.

 

Entre los expositores internacionales que intervinieron durante el encuentro, estuvo Stephen Weller, vicerrector Administración y vicepresidente de Operaciones de la Australian Catholic University; Ned Strong, director ejecutivo del David Rockefeller Center for Latin American Studies, de la Universidad de Harvard, y Hans de Wit, director del Centro para la Internacionalización de la Educación Superior, de la Universidad Católica Sacro Cuore, en Italia.

 

De Wit, quien expuso sobre la internacionalización de las universidades, explicó que este tema es bastante nuevo, ya que sólo tiene 25 años como concepto. Antes había muchas actividades internacionales como la cooperación entre investigadores, la movilidad de estudiantes pero era muy marginal dentro de la política de las universidades en el mundo, sostuvo.

 

De Wit explicó que aún hay una gran demanda por Educación Superior y una oferta insuficiente para cumplir esa demanda. “Y esa demanda es mucho más grande en America Latina y en particular en países de África, Medio Oriente, Asia, que en Europa, América del Norte, Australia, Nueva Zelanda, donde hay una baja de demanda y un superávit de oferta”, sostuvo.  

 

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Antonieta Sánchez, asanches@uc.cl